Nombre de usuario  Contraseña
Remove ads
Reflexiones e Inspiraciones Cristianas
hoy | Registrarse | miembro | buscar | quien esta conectado | chat | Soporte | Iniciar sesion | | | | Follow Aimoo_Com on Twitter
Title: ♥Dios no hace acepción de personas♥
Saltar a: 
Visitas:701     
New Topic New Poll
<<Mensaje anteriorSiguiente mensaje>>
Pagina 1 / 1    
AutorComentario
Myrada
 Autor    



Rango:Diamond Member

Puntos: 863
Mensaje: 863
El tiempo dedicado: 5565 horas

(Fecha publicado:11/02/2012 2:36 AM)
Share to: Facebook Twitter MSN linkedin google yahoo



♥Dios no hace acepción de personas♥


Podemos hablar sobre los milagros que hizo Jesús, mediante los cuales Él se dio a conocer al mundo. Debemos asimismo hablar de sus enseñanzas tan maravillosas, que dio en muchas ocasiones a través de parábolas, o sea, de historias que si bien eran inventadas, muy bien podrían haber ocurrido, y mediante las cuales les enseñó a millones de hombres y mujeres durante casi dos mil años. Pero, si en el centro de nuestra predicación no está la cruz, estaríamos cometiendo un grave error y toda nuestra fe y nuestro empeño sería en vano. Porque Cristo para resucitar y dar sentido a nuestra fe y predicación primero tuvo que morir, muerte de cruz, que significaba lo más cruel y despreciable que pudiera haben en aquella época. Y esta muerte la sufrió por ti y por mí, ya que no hay mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos (Juan 15:13).

¿Acaso no debería sorprendernos esto? ¿O ya nos acostumbramos y lo tomamos como algo tan natural y lógico que nos olvidamos de dar las gracias por lo que Él hizo por nosotros? Ya que no nos es posible agradar a Dios y tener comunión con Él sin la fe en aquel quién hizo todo lo necesario para lograr nuestra liberación del pecado del que éramos esclavos. Ciertamente no debemos dejar nunca de dar gracias y de sorprendernos de cómo es Dios, pues si Él no fuera así, tan misericordioso, santo y especial, no habría esperanza para nosotros ni para el mundo.

Si nos resulta incomprensible como es Dios, Él mismo en su Palabra nos da una explicación, diciendo:

Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos son mis caminos, dijo Jehová (Isaias 55:8).

Uno de los pasajes de las Escrituras que considero esenciales para que comprendamos mejor que es realmente importante es 1 Corintios 1:18-31; te pido que lo leas detenidamente ahora, antes de continuar con la lectura de esta reflexión, ya que es fundamental para entender de lo que les seguiré hablando.

Quizás cada uno de nosotros pueda encontrarse dentro de este pasaje bíblico.

Lo cierto es que aquella sabiduría que ignora a Dios no sirve de nada. Nos parece humanamente absurdo que Dios, habiendo venido al mundo para salvarlo, haya quedado sin ser reconocido por los suyos y haya muerto en una cruz de madera. Esperamos y aceptamos que haya vencido el pecado, pero nos cuesta humanamente aceptar que para ello tuviera que sufrir horriblemente y derramar su preciosa sangre. ¿Qué pueden hacer toda la sabiduría de los científicos, filósofos y críticos de nuestro siglo, más que tratar de superarse entre sí, unos a otros? Frente a Dios sólo son justificados cuando se quebrantan y aceptan el sacrificio de Cristo en la cruz para sí personalmente; los títulos, premios Nóbel y el reconocimiento de la sociedad no les sirve para nada frente a Dios. Los judíos no reconocieron en su momento el significado de la cruz, esperando una señal del poder de Cristo cuando Él estaba colgado en la cruz. Los griegos durante mucho tiempo hicieron de la búsqueda de la sabiduría un fin en si mismo. Ambas posturas produjeron que el Espíritu Santo, a través de Pablo en su carta a los corintios, nos haya dejado esta enseñanza. Dios escogió el camino de salvar a la humanidad mediante la fe en lo que Él hizo por nosotros, y esto Dios lo comunica a través de la predicación del Evangelio. Al pedir señales, como lo hacían los judíos (versículo 21), estaban dudando de Cristo, y querer buscar a Dios y comprenderlo mediante la sabiduría es asimismo un grave error. En definitiva solamente podemos agradar a Dios si aceptamos y creemos lo que Él hizo para nosotros en la cruz del calvario. No tenemos otro camino para solucionar el problema del pecado, que nos separa de Dios. Por irracional que esto nos parezca, es la solución que Dios proveyó para este problema, y, nos guste o no, no dio otra solución alternativa. Es evidente para los que creemos, que lo que hizo Cristo en la cruz, es lo más importante y trascendente que jamás haya podido ocurrir, y si al mundo esto le parece locura, en realidad es porque muestra que pertenece al otro reino, opuesto al de Dios. No es que a Dios le desagrade la inteligencia y la educación que producen la sabiduría humana, sino que se opone a la falsa independencia humana con respecto a Dios y la tendencia a la autosuficiencia. Dios rechaza la sabiduría humana a causa de su orgullo y autoglorificación.

El rey Salomón fue uno de los hombre más ricos materialmente y en sabiduría que haya existido en todos los tiempos. Dios lo utilizó para dejarnos los proverbios y también el libro de Eclesiastés en el cual Salomón reconoce que toda su grandeza y sabiduría eran "vanidad, aflicción de Espíritu y sin provecho debajo del sol", escribió como conclusión de los 12 capítulos de Eclesiastés: Eclesiastes 12:13-14.

Dios no busca solamente conmover los valores de este mundo, sino que además busca a aquellos que son rechazados y discriminados en este mundo. Nadie puede jactarse frente a Dios por lo que ha hecho, sino tan solo por lo que Dios ha hecho en su vida y darle la gloria y la honra por ello a Él. Y no sólo que no debemos jactarnos en las cosas que hemos logrado en lo secular, sino que con mucha mayor razón en lo que hemos logrado en lo espiritual, ya que en ambos casos, pero en especial en este último, no es mérito nuestro, sino que de aquel que murió y resucitó, poniendo de esta manera a nuestra disposición todo lo que necesitamos para servir a Dios y para vivir un santidad. Y santificación es algo que necesitamos para agradar a Dios, es Jesús en nosotros. Tenemos la tendencia de opinar que porque alguien muestra un don o capacidad natural, llegará a ser un buen cristiano. Al contrario no se trata de nuestros dotes, sino de nuestra pobreza, no de lo que traemos con nosotros, sino de lo que Dios pone en nosotros; no se trata de virtudes naturales, ni de fortaleza de carácter, ni de conocimiento o experiencia, todo esto no sirve para nada en relación con Dios. Lo único importante es ser incluidos en el proyecto determinante de Dios y convertirnos en amigos suyos.

La amistad de Dios es con aquellas personas que son conscientes de su condición precaria.

Él no puede realizar nada con alguien que piense que sirve para algo. Los cristianos no estamos en el mundo para realizar nuestros propios proyectos personales, sino para llevar a término los planes de Dios, y está claro que no se trata de la misma cosa. Desconocemos cual va a ser el impulso determinante del propósito divino en nuestras vidas, pero sabemos que suceda lo que suceda, hemos de apegarnos a nuestra relación con Él. Debemos evitar todo aquello que pudiera dañar esta relación y si el problema surge debemos corregirlo inmediatamente. El aspecto más importante del cristianismo no es la obra que nosotros llevamos a cabo, sino la relación que mantenemos con Dios y especialmente el fruto que esta relación produzca.

Jesús mismo ha querido poner de relieve lo que realmente muchos nunca quisieron escuchar: Lucas 9:24-26 y Mateo 18:1-5

Dios nos muestra que cumple su palabra en que para su ministerio escogió a pescadores, a recaudadores de impuestos, pastores de ovejas, gente que no valía nada según conceptos humanos, habiendo podido elegir a escribas, fariseos, etc., gente que sí tenía concepto de ser piadosos. Pero para que se cumpliera su palabra, también escogió a Pablo (fariseo) y a Lucas (médico) y a otros: Hechos 10:34-35 y Santiago 2:5

Así también hoy no hace acepción de personas, y también nos dice a nosotros: Santiago 2:9

Quizás tu pienses que te mereces lo que tienes en Cristo, y te diré que no es así. Quizás tu pienses que no eres merecedor de lo que Cristo hizo. Y te diré que no es así. Cristo te acepta tal cuál eres, ni siquiera espera a que tú cambies para manifestarse a ti. Si escuchas su voz ahora en tu interior que te dice:

He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo. (Apocalipsis 3:20 )

Ábrele tu corazón ahora mismo, pídele perdón por haber llevado una vida ajena a Él, pídele perdón por tus pecados y Él te perdonará y te limpiará de toda maldad. Invítalo a entrar en tu vida ahora y hazlo tu Señor y salvador. Si ya lo haz hecho pero una voz en tu interior te dice que esa relación ya no está intacta, pídele perdón ahora y permítele que te cambie y que produzcas mucho fruto.

Amén

tu  hna en Cristo

siempre en mis oraciones

♥pensamientos de paz♥

(Mensaje editado por Myradaencendido11/10/2012 7:43 AM)
usertype:3
mayte
Share to: Facebook Twitter MSN linkedin google yahoo 1# 



Rango:Golden Member

Estado: tu amor por mi es mas dulce que la miel
Puntos:101
Mensaje:101
El tiempo dedicado: 6674 horas

Volver:Dios no hace acepción de personas
(Fecha publicado:11/09/2012 9:56 PM)


dulces sueños

y feliz fin de semana

tu amiga y hermana

mayte

usertype:3 tt= 0

--------------------------------------------------------------
te deseo siempre lo mejor

<<Mensaje anteriorSiguiente mensaje>>
Pagina 1 / 1    
New Topic New Poll
center>Reflexiones e Inspiraciones Cristianas
Registrarse | Crear | Acerca de nosotros | Mapa del sitio | Caracteristicas | Foros | No mostrar | Preguntas frecuentes | Soporte
Copyright © 2000-2014 Aimoo Free Forum All rights reserved.

Get cheapest China Wholesale,  China Wholesale Supplier,  to be a retailer is easy now.
LUFFY LUFFY LUFFY LUFFY LUFFY LUFFY LUFFY
LUFFY LUFFY LUFFY LUFFY LUFFY